Avena Cremosa De Arándanos Y Nueces

Recetas Saludables

Avena Cremosa De Arándanos Y Nueces
Disfruta de la deliciosa y nutritiva Avena Cremosa de Arándanos y Nueces de Sanarlab. Una receta irresistible que combina sabores y texturas, perfecta para empezar tu día con energía y cuidar tu bienestar. ¡Sorpréndete con cada bocado! #Sanarlab #AvenaCremosa #DesayunoSaludable

Tiempo de Prep

Calorías

291 kcl

Grasa

8.3 gr

Porciones

1

Disfruta de la deliciosa y nutritiva Avena Cremosa de Arándanos y Nueces de Sanarlab. Una receta irresistible que combina sabores y texturas, perfecta para empezar tu día con energía y cuidar tu bienestar. ¡Sorpréndete con cada bocado! #Sanarlab #AvenaCremosa #DesayunoSaludable

Beneficios de la receta Avena Cremosa De Arándanos Y Nueces

La receta de Avena Cremosa de Arándanos y Nueces proporciona varios beneficios para la salud debido a los ingredientes que contiene:

  1. Avena: La avena es una excelente fuente de fibra soluble, lo que ayuda a mantener un sistema digestivo saludable y a regular los niveles de azúcar en la sangre. También es rica en antioxidantes, vitaminas y minerales.
  2. Arándanos: Los arándanos son conocidos por ser una gran fuente de antioxidantes, que ayudan a proteger el cuerpo contra el daño de los radicales libres y a reducir el riesgo de enfermedades crónicas. También son ricos en vitamina C y fibra.
  3. Nueces: Las nueces son una excelente fuente de grasas saludables, como los ácidos grasos omega-3, que son beneficiosos para la salud del corazón. También contienen proteínas, fibra y una variedad de vitaminas y minerales.

    Al combinar estos ingredientes en la receta de Avena Cremosa de Arándanos y Nueces, se obtienen los siguientes beneficios para la salud:

    1. Mejora la salud cardiovascular: Los antioxidantes presentes en los arándanos y las grasas saludables de las nueces pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, lo que a su vez disminuye el riesgo de enfermedades del corazón.
    2. Regula los niveles de azúcar en la sangre: La fibra soluble de la avena ayuda a ralentizar la digestión y absorción de los carbohidratos, lo que evita picos de azúcar en la sangre y ayuda a mantener niveles estables.
    3. Promueve la salud intestinal: La fibra presente en la avena y los arándanos ayuda a mantener un sistema digestivo saludable, previniendo el estreñimiento y promoviendo la regularidad intestinal.
    4. Aumenta la saciedad: La combinación de fibra y proteínas de la avena, los arándanos y las nueces ayuda a mantenernos llenos por más tiempo, lo que puede ayudar a controlar el apetito y contribuir a un peso saludable.
    5. Aporta nutrientes esenciales: La receta de Avena Cremosa de Arándanos y Nueces es rica en vitaminas, minerales y antioxidantes, que son esenciales para el buen funcionamiento del organismo y para fortalecer el sistema inmunológico.

    En resumen, esta receta saludable proporciona beneficios para la salud cardiovascular, regulación de los niveles de azúcar en la sangre, salud intestinal, saciedad y aporte de nutrientes esenciales.

SANARLAB NUTRICIÓN

Ingredientes

  • 1 taza de agua
  • Pizca de sal
  • ½ taza de avena enrollada a la antigua
  • ½ taza de arándanos, frescos o congelados, descongelados
  • 2 cucharadas de yogur griego sin grifo no griego
  • 1 cucharada de nueces picadas tostadas
  • 2 cucharaditas de jarabe de arce puro
SANARLAB NUTRICIÓN

Instrucciones

  1. Lleve agua y sal a ebullición en una cacerola pequeña. Agregue la avena, reduzca el fuego a medio y cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que la mayor parte del líquido esté absorbido, aproximadamente 5 minutos. Retire del fuego, cubra y deje reposar de 2 a 3 minutos. Cubra con arándanos, yogurt, nueces y jarabe.

consejos

Variación de avena durante la noche: Combine 1/2 taza de avena enrollada a la antigua con 1/2 taza de agua y una pizca de sal en un frasco o tazón. Cubra y refrigere durante la noche. Por la mañana, agregue coberturas. Come frío o calienta. Hace aproximadamente 1 taza.

Variación de avena cortada en acero: Tome 1 taza de agua y una pizca de sal a ebullición en una cacerola pequeña. Agregue 1/3 taza de avena cortada de acero, reduzca el fuego a fuego lento, cubra y cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que la mayor parte del líquido sea absorbido, de 15 a 20 minutos. Retire del fuego y deje reposar, cubierto, de 2 a 3 minutos. Agregar coberturas. Hace aproximadamente 1 taza.

Las personas con enfermedad celíaca o sensibilidad al gluten deben usar avena que estén etiquetadas como "sin gluten", ya que la avena a menudo se contamina cruzada con trigo y cebada.

Recetas Nutricionales Relacionadas

Carrito de la compra
Signo en

No cuenta todavía?

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Al navegar por este sitio web, acepta nuestro uso de cookies.
Comenzar a escribir para ver los productos que usted está buscando.
Comparar
Lista de deseos
0 elementos Carro